Radio UTPL | Un café con Fabiola: Hablando de salud sexual y consumo de drogas
628
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-628,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.1.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Un café con Fabiola: Hablando de salud sexual y consumo de drogas

La salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia. Definición de la OMS.

 

El Mgtr. Fabián Eugenio Macas, docente especializado en ciencias de la sexología, comenta los aspectos a tomar en cuenta sobre la sexualidad y el uso de drogas para la estimulación del cerebro en el acto sexual.

“Respecto a la sexualidad, hay muchos mitos, uno de los más comunes es consumir sustancias para mantener relaciones sexuales satisfactorias, esto al inicio puede ayudar, pero con el tiempo lleva a un perjurio de la salud. Drogas como la cocaína que aumentan el deseo, con el tiempo pueden desenfocar en adicción y problemas sociales.”

 

Muchos estudios realizados, afirman que el consumo excesivo de drogas al momento de tener relaciones sexuales, pueden llevar a disfunción eréctil, depresión, suicido, problemas en la excitación, etc. Es decir, se pierde la respuesta sexual natural, que el cuerpo lo transmite en un proceso normal.

 

El alcohol como una droga social, puede causar muchos problemas de pareja, desde peleas insultos y situaciones propias de la embriaguez, así como el tabaco ocasiona disgusto a la pareja por el mal aliento, cansancio, sofocación, etc.

Eugenio también afirma que, “con el tiempo el orgasmo ya no es lo placentero de la relación, sino más bien el hecho de consumir una sustancia alucinógena, creando problemas mentales y corporales como la falta de lubricación, la disminución de orgasmos, baja el nivel de testosterona y el acto sexual se vuelve doloroso”.

 

Además, se señala que hay un alto número de personas que, por presión, buscan un alto rendimiento en las relaciones sexuales, sin considerar que están generando un trauma pos-consumo, que con el tiempo estará causando un problema físico y psicológico.

 

Es importante señalar que el consumo de drogas a más de causar daños en la parte sexual, también conlleva a otros riesgos de salud en los distintos órganos que componen el cuerpo humano.

Para finalizar, el Mgtr. Macas, recomienda que primero está el amor propio y luego el poder de coordinar bien con el cerebro, para tener un momento placentero, sin necesidad de drogas que puedan causar varios daños, así mismo indica que los adolescentes son los más propensos de consumo de sustancias por esta experimentación propia de la edad, y son los que necesitan mayor educación y cuidado.

Category
A. Sociohumanística